16 mayo, 2010

Los baúles del Generalísimo.



Según ordena la Gaceta Oficial No. 39.402 del 13 de abril, que contiene el decreto presidencial No. 7.375 -que también instruye al Ministerio del Poder Popular para la Cultura para que sea el ejecutor del mandato- se “expropian” los 283 tomos que forman parte del archivo histórico de El Libertador y los 63 del archivo personal de Miranda, a la Academia Nacional de la Historia y estarán bajo la potestad del Archivo general de la Nación. La ANH cuidó de los archivos del General Miranda (Colombeia) desde 1927, por decreto del entonces presidente Juan Vicente Gómez y de los archivos de Bolívar desde 1999, por decreto de Rafael Caldera.

¿Para qué, se preguntará usted como yo?, ¿es que acaso allí estarán mejor mantenidos y resguardados que en la academia ? Según señala el decreto: “el objetivo del traslado es rescatar la memoria histórica de las luchas de liberación del pueblo venezolano, las cuales han sido, dice, "ocultadas por factores políticos contrarios al proceso revolucionario” (SIC) y como para que no quede ninguna duda al respecto de los móviles netamente politiqueros que pesan sobre este asunto: "Para nadie es un secreto que muchos de los voceros de la Academia son francos opositores al gobierno revolucionario. No es que eso sea un peligro, porque hay libertad de expresión absoluta, pero la historia en manos de gente opuesta es fácilmente manipulable", dijo por su parte a Efe el director del Archivo General de la Nación, Luís Pellicer.” (SIC) *
A confesión de parte…

Precisamente lo que preocupa a historiadores y eruditos, es lo fácilmente manipulable que pueda ser la información, habida cuenta que bien sabemos como nuestra historia es interpretada y distorsionada por los rojos, rojitos a favor de su causa… Por ejemplo: el caso José Antonio Páez. Aquí podemos abrir un paréntesis y comentar que gracias al “traidor”, “vende patria” y “oligarca” llamado J.A. Páez, el Sr. Presidente puede sentarse en la silla de Miraflores; porque si esto fuera como otrora la Gran Colombia, que ni de vainas estaría el Comandantepresidente donde está. Hecho el comentario, continuemos...

También pude leer en la entrevista efectuada al curador del AGN -un militar por supuesto- que los documentos van a ser digitalizados, conservados a la temperatura ambiente requerida y colocados en el mobiliario, acorde a estos fines. ¡Qué bonito me suena esto!, pero mi larga experiencia profesional y los hechos que a diario constato me indican que todos los archivos y bibliotecas del país (principalmente dependientes de organismos oficiales) están en la carraplana. Me gustaría saber cuál personal va emprender esta labor en la AGN; espero que se cuente con la experticia de los Archivólogos venezolanos y no que inventen un barrio adentro con el archivo de la ANH y pongan la labor en manos de “expertos” cubanos, que mucho más atrasados que nosotros están en estos menesteres. La cooperación es buena y necesaria, cuando se agotan los recursos propios. No cuando se utiliza con fines ajenos al interés nacional.

En todas las declaraciones sobre el asunto, noto que se trata a la ANH como si fuera un ente ajeno al país y sus miembros conforman una secta maléfica que pretende desvirtuar nuestro glorioso pasado. La ANH es una de las instituciones culturales más antiguas de Venezuela, fue creada por Decreto del Presidente Juan Pablo Rojas Paúl el 28 de octubre de 1888 y entre sus individuos de número figuran personalidades de dilatado reconocimiento, tanto dentro como fuera de nuestro país: Guillermo Morón, Blas Bruni Celli, Ramón J. Velásquez, Simón Alberto Consalvi, Manuel Caballero y Elias Pino Iturrieta (su actual Presidente) y dos damas: Ermilia T. de Veracoechea e Inés Quintero, entre otros.

Ahora bien, que esas personas no avalan el cuento patriotero que impone la revolución bonita y que por ello le pasan factura -o retaliación, o te espero en la bajadita- a la institución, es más que evidente. ¡Cómo se hace si la gente pensante decide pensar por sí sola! Ojalá sea cierto que la “expropiación documental” sea para mejorar. Empero cada vez que veo donde mete su manopelua el proceso la cosa no es como para garantizarlo.
¡Pobre Generalísimo nunca lo hemos tratado bien! Ahora también, su nombre figura en una organización revolucionaria para la supuesta formación del “hombre nuevo”. En cristiano, para el adoctrinamiento de los jóvenes... El prócer tanto que cuidaba sus macundales. Cada vez que viajaba - y viajó bastante- su principal empeño era enviar los baules con documentos y libros por delante, con un montón de recomendaciones... Si no lograba transportarlos los encargaba a sus más apreciados amigos. Aquí dejo un dato interesantísimo:

La UNESCO acordó en reunión efectuada en Petroira, Sudafrica (2007) incluir La Colombeia dentro de su programa “Memory of the Word”, destinado a rescatar importantes archivos y bibliotecas del mundo y favorecer su difusión. Los archivos de Miranda, son ya por lo tanto patrimonio de la humanidad.

*Datos tomados de: Diario el Periodiquito, 12 Mayo 2010


Caracas, mayo 2010

11 mayo, 2010

El número 10 de Downing street.





No me gustan las monarquías por anarónicas. Ni siquiera para enterarme del boato en el cual viven: carruajes, moda, eventos sociales y todo ese protocolo en el cual se ven envueltos. En verdad, más bien compadezco a la Reina Isabel -que ya debe estar más que acostumbrada por la catajarria de años que lleva en el trono- que no puede permitirse una espontanea reacción o cualquier emotividad personal, que violente el estricto protocolo. Hay otros como los monarcas españoles y holandeses, que son más flexibles al respecto. De los monaquenses mejor ni hablar; esos se pasan de la raya y hasta saltimbanquis de circo han sido las princesas. Eso de las “tablas” les viene genéticamente de la madre, supongo... En Inglaterra la vida de la realeza no se compagina con el sencillo ejercicio del poder, o sea la realpolitik...

Pero lo que si debo reconocer, aunque soy republicana, es que la monarquía parlamentaria de la Gran Bretaña funciona, que los asuntos de gobierno se manejan democráticamente y que el país marcha como debe ser y eso que no tienen constitución; o quizá por eso mismo... Es tradición que el Premier británico se aloje y despache en la casa 10 de Downing street. Una edificación muy antigua, varias veces remodelada, situada en Westminster, cercana al parlamento y al palacio de Buckingham. Bastante modesta de fachada, aunque por dentro tienen todas las comodidades necesarias para la vida del premier y su familia. Antes de 1989 la calle era de libre tránsito, pero luego bajo el mandato de Margaret Thatcher se colocó una alta reja decorativa -pero reja al fin- para cerrar la vía.

A raíz de esta última elección (allá si hay una CNE que funciona. Los datos se conocieron el mismo día) los Laboristas perdieron la hegemonía parlamentaria sustentada por 13 años -el numero como que los empavó- debido a la coalición formada por los Conservadores y los Liberales demócratas. ¡Un arroz con mango a la Inglesa!... En resumen: me encantó y me hizo mucha gracia ver salir de la casa de gobierno a Gordon Brown, con su mujer y sus muchachos: a pié, sin escolta como un ciudadano común y corriente. Igual entró el nuevo primer ministro David Cameron con su mujer embarazada y su tren de asistentes en fila. Un policía en la puerta y un micrófono en plena calle para que el nuevo Premier dirigiera unas palabras al país y a los ciudadanos que se congregaron allí para ver la ceremonia del cambio de mando. Todo sencillo, sin aspavientos. Por otra parte, el apoyo logístico de esta gente es de admirar. En cinco días hubo toda una mudanza, rapidito, como en ascensor: salir para dejar entrar... Así las cosas, her majestic The Queen, ve entrar y salir premiers:
presidentes y jefes de estado, revoluciones, asonadas  militares, ataques terroristas, y ella allí impertérrita. 

Cuándo será que en mi país sucederá algo así. No hubo reclamos de fraude, no hubo insultos -nadie dijo que era una victoria de mierda- no hubo nada de lo que para nosotros desgraciadamente ya es habitual. Será por eso que me causó tan grata impresión. Grata impresión y envidia, mucha envidia…

Caracas, mayo 2010

Ilustración tomada de la web: Gordon se despide, Cameron se presenta..y ella permanece.

09 mayo, 2010

El Calvario




Hacia el oeste de Caracas se encuentra uno de los parques más señoriales de la ciudad, pero poco visitado por sus habitantes. Probablemente debido a lo recóndito de sus parajes, los paseantes temen adentrarse en él por aquello de la inseguridad que azota a nuestra capital. Me refiero a El Calvario, que cuando su inauguración por allá por 1870 en época de Guzmán Blanco, se llamó Parque de la Independencia.

Este hermoso parque era un remanso de paz para los paseantes, hasta que las hordas revolucionarias lo tomaron y decidieron lanzar escalinatas abajo al pobre Cristóbal Colón, en esos arranques chovinistas y todas esas pendejadas de autoctonía que cada 12 de octubre salen a relucir. Desde la altura de la colina, se puede contemplar la ciudad. Luego recorrer sus hermosas caminerías con exhuberante vegetación; las plazoletas con bustos y/o estatuas, entre ellos uno de Diego de Lozada fundador de la ciudad (Imagino que aún existe, si es que los rojos, rojitos no lo han descubierto y hecho añicos) ; la rotonda de columnas, el gazebo, la capilla de estilo gótico francés y el Arco de la Federación. Este último monumento no figuraba en el diseño original y fue agregado en época del mandatario Joaquín Crespo por allá por 1885. El sitio tiene dos accesos: si vas andando subes las escalinatas, eso si poco a poquito para no llegar arriba infartado - sería un verdadero calvario- y si vas en algún vehículo, atraviesas vía Caño amarillo ( rodeas la colina) y sigues subiendo hasta la primera explanada donde se estacionan los autos.

Leí recientemente que el lugar fue recuperado por la Alcaldía de Caracas y Fundapatrimonio con motivo del 199° Aniversario de la Independencia. !Al fin le hicieron un cariñito a la ciudad! Se nota que estamos en épocas pre-electorales... Acaso habrá qué esperar otros cien años de festejos patrios para ver la concreción de proyectos "megalómanos" que siempre son anunciados y nunca realizados: un museo a Francisco de Miranda en el Parque del Este, el saneamiento del río Guaire y el monumental parque de La Carlota... !Paciencia piojo que la noche es larga!

Como soy mal pensada y el proverbio dice: Piensa mal y acertarás, infiero que todas estas obras de remodelación, fueron encomendadas a los "expertos" arquitectos y urbanistas cubanos -los mismos encargados de restaurar los edificios del exprópiese, aledaños a la Plaza Bolívar- para poner nuestra capital “tan bella” y "cuidada" como tienen La Habana vieja… Recuerden que: Somos la misma cosa... Raúl dixit.

Cosas de mi ciudad..!

Caracas, mayo.2010
Ilustración tomada de la web: busto a Cervantes y Capilla.

05 mayo, 2010

La timba electorera



A nuestro pueblo siempre le ha gustado el azar, el juego, la apuesta. Jugarse un Kino, o un cuadrito de caballos, pa´salir de abajo... Desgraciada conducta que ha calado en la masa, que siempre prefiere el facilismo y no el esfuerzo para hacer progresos. Don Arturo Uslar Pietri bastante que señaló este mal que corroe nuestra sociedad...

Los pueblos que perseveran en esta conducta fácilmente son pasto de los gobiernos populistas que se aprovecha para beneficio propio. Promueven la holgazanería. El reparto de dádivas a cambio de un voto; o por la asistencia a la última marcha en apoyo del líder. También se difunden la enseñanza de obtener las cosas sin trabajar, sólo por ser “el soberano”. Así se piensa que cualquiera tiene derecho a apropiarse de lo que otras personas se han ganado con esfuerzo, ingenio y dedicación. Ergo: lo que estamos viviendo en este sainete de revolución…

Para no quedarse atrás y no contravenir los principios socialistas, el Consejo Nacional Electoral (CNE), con miras a las próximas elecciones ha efectuarse en septiembre, para atraer a los jóvenes a inscribirse en el registro electoral, (se calcula en un millón los nuevos votantes) tuvo la genial idea de promover una tómbola, rifa, timba o como se le quiera llamar. ¡Corre a inscribirte!... podrás participar en el sorteo para ganarte varios premios: un viaje a la isla de Margarita, equipos de sonido, televisores y pare usted de contar... ¡Promoción autorizada por el INDEPABIS!... ¿O más bien será que el CNE está convencido que tiene que “engatusar” a los electores para que acudan a inscribirse, por el poco poder de convocatoria y credibilidad que ostenta ante el país?

Es decir que uno de los poderes del Estado, el CNE - por lo que se muestra en la TV- se ha convertido en otro de los muchos centros de apuestas y en vez de enseñar que el voto es un derecho civil: ejercido en democracia, donde la ciudadanía demuestra su civismo, un acto serio y trascendental –del cual se deriva el destino de todos- viene y lo transforma en algo banal e ilusorio. ¡Vaya manera de trastocar los valores!.. Infiero que los jóvenes pensantes, muchos de ellos universitarios, deberán sentir que tal invitación es una soberana ofensa a su intelecto y a su condición de seres con principios éticos. Seguramente habrá otros que la premiación los motive altamente, y si se mostraban apáticos ahora sí participarán; porque este gobierno si que es chévere –no como los anteriores- y me va a dar un premio jugoso, nada más que por registrarme…

Desgraciadamente quienes así piensen caen en el señuelo del CNE, que no los trata como ciudadanos plenos; que les sustrae la solemnidad de ejercer por primera vez un derecho civil que los transforma en responsables de sus actos políticos, ante sí y ante su comunidad. Que en vez de ser personas que a través del voto tienen la potestad de decidir que tipo de gobierno quieren o que no para su país (¡cualquier cosa!), son considerados unos cabezashuecas que van a inscribirse por puro bochinche; a ver si me resuelvo con alguito pa´las vacaciones...Es necesario contar con la participación de los nuevos votantes; pero señores del CNE, la motivación no es la correcta.

El amadolíder que tanto invoca a Don Simón Rodríguez (una de las Misiones lleva su nombre), parece olvidar que no fue precisamente eso de formar socialistas lo que inculcó el maestro en su alumno. Una anécdota cuenta, que una vez conversando en intimidad le dijo Simón (el viejo) a Simón (el joven): “Ya tienes tus repúblicas. Ahora te faltan los republicanos”... Ahi es donde está el meollo del asunto que todos debemos acometer: formar republicanos.


Caracas, mayo 2010
Ilustración (muy significativa) tomada de la web.