22 diciembre, 2009

¿Dónde está Pacheco?



Cuenta una leyenda caraqueña del siglo XX, que Pacheco era un habitante del poblado de Galipán (en el Ávila, norte de Caracas) y todas las mañanas éste legendario personaje descendía desde su casa cargado de flores y hortalizas para venderlas en el Mercado de las Flores* situado en la esquina de San Luís (parroquia San José). La conseja dice que un 1º de diciembre, el hombre desapareció junto con su mula en medio de una gruesa neblina y no se supo más de él...
Los caraqueños en medio de la bruma que caía sobre la ciudad, empezaron a preguntarse por Pacheco en vista de su ausencia y decían: si aquí está así de frío ¿cómo estará Pacheco?
Desde ese día denominamos Pacheco al frío, haciendo homenaje a esta leyenda que forma parte de nuestro folklore y jerga cotidiana.

La situación climática de la capital ha variado mucho; nos ha tocado nuestra cuota de recalentamiento global. Ahora no desciende la tenperatura como para arroparse, ni sopla la "suave brisa navideña", ni viene la neblina de Galipán.
No sé cómo Pacheco traspasó las fronteras de Venezuela y llegó a la Real Academia Española. La edición vigésima segunda del DRAE, incluye el término y lo define como "frío intenso". La leyenda tiene otras variantes, pero ésta es la que yo me sé.
*Este popular mercado desaparecerá, de concretarse el proyecto de la Alcaldía para construír un terminal de buses.


Caracas, diciembre 2009
Ilustración: Weil