01 diciembre, 2008

El Rey del sarao




En Venezuela y específicamente en la región central, tenemos un pasapalo (tapa o abreboca) más que tradicional y no falta en ningún sarao: el tequeño. Para nosotros ¡fiesta sin tequeños no es fiesta..!
Desde las mas encumbradas casa, en los círculos sociales más refinados -en los bailes de alto coturno- hasta el más modesto jolgorio en un barrio capitalino, hay entre las delicias para ofrecer a los invitados, el popular y sencillo pasapalo.

Dice la tradición que el tequeño, nació por allá a principios del siglo XX en la ciudad de Los Teques (de allí su nombre), capital del Estado Miranda muy cercana a Caracas. Hasta los momentos se desconoce quién fue su inventor o inventora. Supongo que probablemente se le ocurrió a una buena mujer, que para no desperdiciar las sobras de las empanadas que preparaba, optó por aprovechar las tiritas de queso y la masa sobrante y en el mismo caldero donde freía las empanadas terminó preparando los tequeños.

En la actualidad, a nuestros afamados cocineros de la nouvelle cousine les ha dado por sofisticar el bocadillo; hay quienes además del queso lo rellenan con jamón o modifican los ingredientes de la masa; hay quienes optaron por agrandar el tamaño del tequeño tradicional y hacen los tequeñones; otros los sirven con una salsa para remojarlos. Pero ¡que va...o!, el pasapalo criollo por antonomasia es pequeño, se come solito, calientito con el queso blanco derretido y complace igual a carnívoros y vegetarianos.

En cualquier fiesta cuando aparece el mesonero con la bandeja de tequeños, se arma la algarabía ¡Llegaron los tequeños !, perdemos la compostura y le caemos encima inmediatamente como si estuviéramos famélicos. Cuando somos invitados a una boda, cumpleaños, o graduación, nos pueden servir muy sofisticados bocadillos: tartaletas con caviar, ciruelas enrolladas con tocineta, alitas de pollo, lo que se les ocurra pero si no hay tequeños saldremos todos despotricando y diciendo que la celebración quedo pésima, porque no había tequeños.

¡Vainas de mi ciudad.!

Nota: les dejo la receta, para que elaboren los nunca bien ponderados tequeños y me envían mi ración, vale?

Caracas, diciembre 2007

- Preparación de los tequeños:

Ingredientes:
2 tazas de harina de trigo
5 cucharadas de mantequilla
1 huevo
1/2 cucharadita de sal
2 cucharadas de azúcar
5 cucharadas de agua fría
1/2 kg. de queso blanco semiduro, cortado en tiritas
Abundante aceite de maíz.
Papel absorbente.

Colocar la harina en forma de corona sobre una mesa seca. Hacer una especie de hoyo en el centro y poner la mantequilla y el huevo. Mezclar el agua con la sal y el azúcar. Amasar, añadiendo poco a poco el agua con sal, hasta formar una masa suave, que no se pegue en los dedos.

Estirar bien finita con el rodillo de amasar.
Cortar la masa en tiritas de 1,5 cm. de ancho y 15 cm de largo.
Con las cintas de masa se enrollan los trocitos de queso, asegurándose de que el queso quede bien cubierto.
En un caldero con abundante aceite, se fríen los tequeños a fuego medio hasta que doren.
Se retiran con una espumadera y se colocan sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Caracas, diciembre 2008

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Casi-amiga,

Permiteme mi casi-opinión, los tequeños de Maracaibo son los mejores del país, tienen una pequeña masa y lo demás es queso, se han ido especializando y puedes solicitar que la masa este un poco mas dulce o menos dulce, ademas estan realizando los tequeños con masa de plátano, son muy buenos, pero me quedo con los tradicionales también.

Casi-saludos

eslagata dijo...

Amiga tienes razón fiesta sin tequeños no es fiesta, te cuento yo tengo una amiga quien es chef que los prepara con una masa de tempura casi espumosa y con el queso de cabra, y como si fuera poco le mojas la punta en un melao de papelón ¡es para morirse! ¿las señas de la chef? muy fácil Ivelisse Plessman 04129744202. Sin más Esmeralda Tosta M. P.D. con el permiso voy a hacer una acotación ortográfica: la expresión ¡que va o! es tan vieja como los deliciosos tequeños sean estos los tradicionales o los que te he descrito aqui, pero volviendo a la ortografía, la palabra "vao" como aparece en el texto no existe sólo existe y con h intercalada (vaho)que es un vapor que se eleva de una cosa (según DRAE)

cesar venezuela dijo...

que buena foto y espectacular la parte historica sin duda son parte de nuestra gastronomia saludos ... cesar mosquera