26 julio, 2013

Turismo en patria segura.


Lo apagones no aparecen en el manual..

  La patria es el lugar o país en el que una persona ha nacido o al que se siente vinculada por razones legales, históricas o sentimentales. Concepto ahora reforzado con que gracias a la revolución socialista, ahora es de verdad verdadera -antes era falsa- y además que es segura. (Plan de seguridad no. 20) Así podemos inferir que los venezolanos nacidos antes del socialismo del Siglo XXI, en la República de Venezuela sin más florilegios, somos todos apátridas... Aparte de semejante eufemismo, que funciona sólo en el cerebro del Presidente Tapamarilla, el supuesto plan no resolvió  nada con sacar a la calle la Guardia Nacional aquella que tenía como lema, “El honor es su divisa”, puesto que ellos mismos atracan y matan a la moda de los tan criticados regímenes anteriores a la VRep.

Ahora se une a esta “Patria segura”, el “Turismo seguro”, algo sacado de la chistera del Minpop Izarra, quien ha tenido la genial inventiva de editar un Manual para turistas (Plan vacacional 2013; declaraciones del día 25/07)       llamado por el vulgo manual Izarra, donde se señala los sitios de alta peligrosidad a los cuales los musiúes no deben ir, so pena de ser desvalijados o perder la vida. Si se incumplen las normativas, corre por su entera responsabilidad aquello que pueda sucederle… De paso, el ministro tiene una actitud discriminatoria hacia sus coterráneos; el mentado manual Izarra, debería ser distribuido al resto de la población, ¿porqué los extranjeros sí y nosotros no? Lo que ciertamente nos iguala con aquellos que nos visitan, es que nadie responde por nada si algo le sucediere. Aquí han atracado, violado a jóvenes turistas, matado a visitantes desprevenidos, encarcelado a supuestos espías extranjeros y hasta el sol de hoy lo que se le ocurre al gobierno socialista es editar un manual.
En mis tiempos mozos, existió una organización denominada CONAHOTU, a la cual pertenecían una serie de establecimientos y hoteles de primera, donde se podía acceder a una decente estadía, a buenos precios. Gracias a tales establecimientos -hoy casi todos en ruinas- recorrimos media Venezuela con la familia y regresamos sanos y salvos. Claro pasamos ciertos inconvenientes, como por ejemplo solicitar un sanitario en un puesto de carretera, pero de allí no pasaba a mayores.  

Con lo del turismo no hemos terminado de arrancar. Siempre con elucubraciones faraónicas, propias del actual tren ejecutivo que ofrece y ofrece y no concreta nada. Es mentira que somos un país turístico, aunque el ministro asevere que seremos una “potencia turística para el 2014”. Para convertirnos en tal, no sólo se requieren los hermosos paisajes con que nos dotó la madre naturaleza, se necesita toda una infraestructura gigantesca: vialidad, instalaciones, transporte, educación y especialmente servicios de primera. Para muestra un botón: el nuevo y moderno ferry a la isla de Margarita se convirtió en chatarra; el Hotel Sheraton del litoral está en ruinas desde la malhadada vaguada; el teleférico de Mérida (supuestamente más largo del mundo), que subía al Pico espejo hace siglos que no funciona. Sí, se rescató el teleférico que sube a nuestro amado Avila, pero al llegar arriba ¿acaso funciona el hotel Humboldt?

Otros temas que podría comentar, es el maltrato por sufrir a la llegada al aeropuerto de Maiquetía, a manos de funcionarios oficiales, maleteros y taxistas; los asaltos en el estacionamiento y los apagones que invalidan el funcionamiento de nuestro principal aeropuerto. (El Universal 21/07/2013) Seguramente nada de esto aparecerá en el folleto informativo.

¡Como venezolana, a mí eso del manual Izarra lo que me da es vergüenza! Tengo la ligera impresión que MinTurismo, metió la pata hasta el fondo. Cualesquiera turista avezado al ver semejante instructivo descartará de plano venir a visitarnos: ¿a que persona en su sano juicio, se le ocurre  ir a un país donde de partida, el propio gobierno asume que te atracarán, desvalijaran y hasta pueden matarte? ¡Ni de vainas! así me den los dólares a cambio especial.

Caracas, julio 2013
Ilustración sacada de la Web.                                                                   


  

  

  

1 comentario:

Myriam Paul dijo...

¡Qué desastre, América! ¡Cómo se le ocurre a Izarra sacar un manual como "aquí no se come carne, ni aquí, ni aquí, sino solamente aquí"? Es lo mismo que "aquí hay peligro..." ¿Es que todo el desgobierno es no tiene materia gris? Obviamente, no.
Yo también recuerdo la CONAHOTU y para muestra el Hotel Humboldt que se yergue sobre El Avila. Que no funcione como nada funciona en esta V, es culpa de los Incapaces. Entre paréntesis cómo estarán Los Caracas? En la IV funcionaba de mil maravillas, ahora debe estar en la ruina como todo nuestro pobre país.

Abrazos tristes,

Myriam