27 junio, 2008

Profesión de alto riesgo



“Por algo Superman es periodista" (Graffiti)

Mantengo una especial deferencia por los periodistas, ahora llamados comunicadores sociales. Ello proviene de ser hija de uno, que por escribir lo que su conciencia le dictaba y por sus actividades gremialistas, sufrió varios carcelazos. O sea que no es nada nuevo para un periodista que lo anden buscando, o esté preso…

Nosotros conmemoramos el Día del Periodista el 27 de junio, ya que en ese día de 1818 El Libertador tuvo la acertada idea de publicar el vocero independentista El Correo del Orinoco (*) De esa fecha para acá mucha agua ha corrido bajo los puentes, mucho ha peligrado la libertad de expresión y la vida de los fablistanes, urbi et orbi. Intuyo que ser corresponsal de guerra y camarógrafo en esas lides debe ser muy peligroso, más en los actuales momentos cuando los periodistas son rehenes de grupos extremistas -de derecha o izquierda- que a la final concuerdan en estos menesteres. Así los reporteros pagan con su vidas al intentar cubrir una noticia. Todos nos enteramos, precisamente porque la prensa publica (que perogrullada…!) y la TV muestra, los terribles casos de periodistas rehenes decapitados por fundamentalistas musulmanes. Hasta donde yo sé los periodistas no están cubiertos por ningún fuero especial que los proteja de ser vilipendiados, raptados, encarcelados, salvo su código de ética periodística y las leyes que a todos nos atañen. La organización Reporteros sin Fronteras, asiste –a nivel internacional- a sus colegas perseguidos en cumplimiento del ejercicio profesional.

Hablar de periodismo significa hablar de medios de comunicación. Actualmente en nuestro país, algunos se han visto constreñidos en el desempeño de sus labores. De todos conocidos es el caso RCTV (Radio Caracas Televisión) y la instigación de la cual son objeto diarios (Tal cual), radioemisoras y televisoras (Globovisión) que no sean afines al actual proceso revolucionario, por nombrar unos pocos. Por otra parte, el sistema imperante, acapara más y más los medios comunicacionales; crea medios llamados comunitarios que no son independientes, por subsistir gracias a la erogación gubernamental; abusa de las cadenas presidenciales y la emisión obligatoria de mensajes propagandísticos del la revolución. (véase: Ley RESORTE: Responsabilidad social de los medios de comunicación, etc. que los opositores llamamos Ley mordaza y en proyecto la Ley Orgánica de las Telecomunicaciones, la Informática y los Servicios Postales) En definitivas que tanto aquí como en cualquier régimen autoritario que se precie de serlo, son los periodistas y los medios de comunicación los que siempre llevan la peor parte. Tales regímenes conocen el poder que tiene la libre difusión de las ideas, mucho más ahora, cuando gracias a los grandes avances de las telecomunicaciones –Internet incluida- nos enteramos ipso facto de todo lo que acontece, sea o no políticamente correcto. La profusión de blogs existentes en la red, es una contundente y maravillosa demostración de la libertad de expresión democrática que intentamos ejercer hoy día.

Sería contradictorio de mi parte justificar los excesos monopolísticos de algunas empresas comunicacionales globalizadas y no estar consciente que también difunden su carga de ideologización. Empero en ellos siempre habrá un resquicio, una posibilidad, de que los ciudadanos nos enteremos de una denuncia, o se nos informe de aquello que nos interesa. Es decir que allí donde funcione aunque sea una “supuesta libertad de expresión” (como dicen los que se empeñan en denigrar de los medios) puedo leer diarios de todas las tendencias, unos mejores otros peores, con reportajes y/o escritos de opinión de connotados intelectuales. Revistas de variados temas: política, economía, hogar, medicina, homosexuales, arte, religión, pornografía y lo que me venga en ganas. Ver programas de TV : ofensivos (Reality shows), o instructivos (Discovery), o culturosos (Film and Arts) y hasta descuartizamientos humanos en pos de la belleza (Home and Health).  En contrapartida en el otro sistema donde el estado es el único comunicador, si acaso, aparecen reportajes y noticias previamente sometidos al ojo del big brother: esto si va, esto no va. ¡Ni de vainas! Prefiero equivocarme sola con cualquier cosa mala que pueda escoger libremente, a cualquier cosa buena que me impongan.

En definitivas, tanto blablabla… para desearle a mis amigos periodistas una feliz celebración ahora que tienen nueva directiva -la plancha opositora al régimen arrasó- en el Colegio Nacional de Periodistas (CNP)¡Salud!


(*)
Mándeme usted de un modo u otro una imprenta que es tan útil como los pertrechos". En: carta de Bolívar a Peñalver, que con ese propósito se encontraba en Trinidad en Septiembre de 1817


Caracas, junio 2008
Ilustración: Escultura lumínica en la sede de la BBC Londres, en memoria de los periodistas fallecidos en el cumplimiento de su profesión.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

America, está buenisimo. BRAVO AMIGA!!!
Feliz dia del periodista que
llevas dentro.

Besos
Adelmar

Anónimo dijo...

Me encantó tu artículo; sobre todo tiene un contenido muy objetivo y algo sentido. Creo que eres definitamente periodista de profesión y eso me enorgullece. En este día recuerdo al Nono y sus libros, que son ejemplo para nuestra juventud. Esos viejos nos dejaron muchísimo y vivian al periodísmo, con pasión y orgullo.

Saludos
Alecia Franco de Ortega

Santiago dijo...

Resulta irónico enaltecer al periodismo y la libertad de expresión mientras se moderan comentarios.

Por suerte, quién te lee no duda de tu honestidad.